Libera tu cuerpo mediante los masajes eróticos

masajes eroticos

El trabajo del día a día es un arma bastante peligrosa para cualquier relación de pareja, pues incrementa la monotonía en la misma y no hay nada peor que hacer todo el tiempo las mismas actividades o visitar siempre los mismos lugares. En este artículo os informamos de como romper con la monotonía mediante los masajes eróticos.

Sal de la monotonía gracias a los masajes eróticos

Para evitar que esto ocurra, muchos comienzan a actuar de manera desesperada y a enfocarse en forzar los encuentros sexuales, pero sin planificar nada. Al hacer esto, se corre el riesgo de arruinar la ocasión y aumentar las posibilidades de que la actividad sexual sea realmente desagradable.

Si no sabes cómo añadirle chispa a la relación, una buena opción son los masajes eróticos. No tengas miedo a comentarle a tu pareja sobre la práctica de los mismos y de dar la iniciativa para probarlos, pues son muy relajantes y te ayudarán a liberarte física y mentalmente.

No esperes jamás que el otro sea el que siempre proponga nuevas alternativas, ya que después este tipo de masaje erótico será muy repetitivo. Intenta que ambos por igual propongáis prácticas novedosas en vuestra vida sexual, pues esto ayudará a que el deseo prevalezca por muchísimo tiempo.

Muchos son los estudios que aseguran lo importante de tener una vida sexual satisfactoria, ya que recuerda que tener una vida sexual adecuada no consiste en tener encuentros en cada momento, sino de estar satisfechos completamente cuando tienen sexo.

Un masaje erótico para una buena relación de pareja

masajePara llegar a la satisfacción, no hay mejor fórmula que la de incorporar nuevas ideas y teniendo como punto de partida ese aspecto, anímate a probar con los masajes eróticos.

Dichos masajes se especializan en la seducción, así que es un arma efectiva para darle un gusto a tu pareja, ya que el punto positivo de dichos masajes, es que no tienen pasos establecidos, ni reglas que se deben cumplir, pues le dan total libertad a quien lo realiza.

Pero hay pequeños consejos que puedes aprovechar para que los masajes sean más placenteros tanto para la persona que los hace, como para el que los recibe.

  • Aceites: el uso de lociones y aceites puede ser una herramienta perfecta para que todo se desarrolle mucho mejor. Existen marcas que crearon aceites con sabores y olores particulares, aprovéchalos y utilízalos.

Lo ideal al momento de usarlos, es colocarte una pequeña cantidad en tus manos y luego proceder a masajear las zonas que desees, ya sea de forma circular, con pequeños golpes o con los dedos.

  • Caricias: puede parecer muy evidente, pero muchos lo pasan por alto, sin tomar en cuenta que marca una diferencia total. Lo mejor es hacerle masajes a tu pareja antes, durante y después de hacer el masaje, de manera que se siente mucho más cómoda con lo que estás haciéndole.

Igualmente, a medida que vayas avanzando, presta mucha atención a las reacciones del otro, pues te sirven de guía para detectar las zonas erógenas y explotarlas al máximo.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *